Allá a donde queremos ir

El mundo no cabe en mí.

Imposible  no maravillarse con el mundo a mí alrededor, hay más significados que palabras. Las palabras me aprisionan. No puedo, voy a explotar. El mundo no cabe en mí.

Venía manejando hacía  y  observé el mundo por primera vez. Tanta belleza y asombró no cabía en mí. Sigue el nudo en mi garganta y las ganas de explotar. El pecho se expande y se contrae, mi corazón late al ritmo de los sonidos de la ciudad, música etérea por primera vez descubierta.

Todo se combina. Al fin observo el gran esquema. Las luces tienen olor y sabor, tiene un ritmo, una idea que sombra mis sentidos. No puedo con tal magnificencia. Todo existe por una razón. Razón que no alcanzo a comprender. Pero observé el reflejo del todo en cada ínfima parte del todo. El universo se despliega y discurre ante mis sentidos.

Hay una fuerza que  me lleva a todas las cosas, a todos los seres y entidades. No me distingo. Por segundos eternos me fundo con el todo. Me falta el aire, no puedo respirar. No puedo verbalizar. Lo que siento jamás podrá ser expresado por las prisiones que son las palabras. He sentido el Kaos.

Del Eikón he llegado al Eidón, aunque sea por momentos espontáneos. Comprendo de lo que hablan los grandes pensadores y los grandes artistas. Es el mundo descubierto desde la subjetividad de mi interiorización. Este texto no es más que una humilde metáfora de todo el mundo, busco la mímesis del todo con sus partes. Esto no es más que presentar una imagen del gran esquema del todo. Jamás se podrá igual. No es pensar, es imitar, es existir. Busco escribir lo más honesto que he escrito en mi vida.

No importa que no lo entiendan. Ni yo mismo lo puedo entender.

Me decosntruyo y busco reordenarme con el mundo. Me doy cuenta que puedo construir y deconstruir el mundo y a mí mismo. El diseño, la idea, está en mí. Los signos están en todas partes, nos hablan, sólo hay que saber leer, observar, escuchar, probar y entender. No hay más. El universo nos habla y nos reconoce como parte de él mismo. Nosotros nos negamos. Hay que reconocernos a nosotros mismos como parte del todo, como nuestro padre. No somos muchos, somos uno.

La emoción es inconfundible. Esto es a lo que sabe acerarnos a la existencia. Todo emana sensación, todo tiene una percepción y todo nos percibe. Debemos dejarnos llevar. No hay lenguaje que prevalezca, es innecesario, el silencio lo es todo, debemos disfrutarlo. El todo está en la nada. Busquemos al todo por la nada, en el centro de lo que existe. Ahí es donde siempre debimos estar.

Salud por nuestra memoria de lo que fuimos antes de existir. Ese estado etéreo donde flotamos como espermas del universo antes de formarnos como seres conscientes. Recién presencie el regreso a ese estado, la no presencia. No es de temer, es de pedir estar ahí. Es liberación total de las cadenas de  la solidificación. La gran sinfonía caótica que nos dio a luz. No pensar. No ser.  Regresar a ser idea, un concepto no nombrado  y por ende, libre de cualquier aprisionamiento. Total libertad incapaz de ser nombrada.

La belleza en el todo, en la simpleza y en lo complejo. Todo guarda un secreto. Somos la llave para abrir el secreto del mundo. Sólo falta que abramos los ojos.  La belleza me abruma, no puedo manejar todas las sensaciones.

Reconozco el gran esquema, jamás personificado. Siempre caótico y ordenado. Eso es lo divino. Todo me atraviesa, todo fluye a través de mi conciencia y de mi ser y no ser.

Somos abstracción del todo. Personificación del universo. Todo lo que existe son avatares de lo divino incapaz de definir. Queremos nombrar lo innombrable. Circundar lo que no tiene forma. Eso es la prisión del ánima. Dejémonos llevar y encontrar lo que está en el centro del universo. Nos perderemos y volveremos a nacer. Y presenciaremos que el universo no cabe en no cabe en nosotros y nosotros no cabemos en él.

Somos uno.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s