Allá a donde queremos ir

Sociología

Una forma de entender la sociología desde Scheler

Alfredo Poviña, en  La obra sociológica de Max Scheler[1], propone dos momentos del trabajo de Scheler, el primero, meramente filosófico, en el que trata temas como su ética, la filosofía del conocimiento y los fundamentos antropológicos del hombre. El segundo momento, de corte más sociológico, dejaría ver una preocupación por la constitución social del conocimiento y de la cultura. Poviña[2] establece claramente que el segundo momento es consecuencia directa los planteamientos del primero. En ambos momentos, la manera de experimentar el mundo y conocerlo establecería tanto los fundamentos mismos del hombre como de la sociedad. De esta manera la correlación entre filosofía y sociología en Scheler  se da por medio de una aproximación fenomenológica a la cuestión de la constitución del hombre visto desde una doble dimensión: como ser que conoce y ser que comparte ese conocimiento, esta última formando parte del proceso de humanización que Scheler  denominaría cultura[3].

 

El objetivo que se plantea este breve ensayo será contestar tres cuestiones puntuales desde la perspectiva del pensamiento de Scheler, entendiéndolo bajo la relación arriba mencionada entre hombre y sociedad. A saber, las preguntas  a contestar serán las siguientes: ¿cómo construye Max Scheler su argumento para demostrar qué significa el hombre?,  ¿qué significa para Max Scheler que el hombre se debe humanizar? Y finalmente, ¿qué tipo de saber necesita el espíritu para cultivarse?  Para contestar estas cuestiones se tendrá que remitir al entendimiento que Scheler tiene sobre la sociología:

(más…)


Hikikomori y sintoísmo: vivir y no explicar.

Hikikomori_,_Hiasuki,_2004 En otro lado[1] he argumentado que los acontecimientos políticos que Tilly llamaría política contenciosa[2],  responden en gran medida al metarrelato que la sociedad en cuestión ha construido de sí misma.  Al respecto, no es igual la contención entre el Occidente dividido,  la tradición latina y la tradición anglosajona;  mucho más distanciadas serán las formas de expresión de las contenciones orientales y occidentales.  Sin embargo, me detendré aquí un momento.  He dicho que la contención depende del metarrelato social.  Es claro el relato ideológico que Occidente sigue. La razón  sumergida en cada aspecto de la vida. ¿Cuál es, entonces, el relato oriental?  Si bien identificamos un Occidente dividido en dos grandes tradiciones, Oriente resulta más complejo. Por un lado encontramos la tradición islámica cuya correspondencia con la identidad árabe ha sido profunda pero no del complementaria. Es decir, no todo árabe es musulmán ni todo musulmán es árabe.  Luego encontramos las tradiciones budistas ubicadas en  la  India, el sureste asiático, China y Japón , esto sin olvidar con las tradiciones culturales del sintoísmo en la isla del sol naciente y el hinduismo en el subcontinente indio.  El elemento nacional suma complejidad a las identidades ya mencionadas, de tal forma que es más complejo delimitar ramas de identificación cultural definidas.

(más…)


Hermenéutica de las colectividades (fragmento de investigación)

jov Tal y como lo hacen Arato y Cohen (2000),  pretendo realizar una aproximación hermenéutica a la autocomprensión de los actores colectivos contemporáneos, con su identidad, objetivos, metas y estrategias. Si bien la percepción de Arato y Cohen parte de la observación de colectividades articuladas en movimientos sociales –la sociedad civil politizada- mi observación también considera la colectividad de los interpretes urbanos, la cual si bien no está completamente organizada si presenta ciertas prácticas comunes, si llegase a solidificar en mayor grado dichas prácticas podrían crear instituciones en términos de March y Olsen (1997).

 

(más…)


La Construcción Discursiva de la Democracia

democracia_real El propósito de este breve trabajo es el de  identificar dos construcciones discursivas del significante “democracia”, presentado por formas de interpretación encontradas, una arraigada en la forma tradicional de la modernidad y otra que rompe con el registro epistémico anterior y que reinterpreta dicho constructo. La primera interpretación se enarbola por la idea de la democracia procedimental mínima y la segunda, apenas se está formando a partir del entendimiento de lo que debe ser la democracia, partiendo de la interpretación de dos movimientos sociales: Occupy Wall Street e Indignados México. Antes  debo problematizar y establecer la naturaleza discursiva del término, objetivo que  trataré de hacer en la primera parte del ensayo, para después pasar a desarrollar ambas interpretaciones.

(más…)


Breve comentario a Geertz

En La interpretación de las culturas, Geertz nos muestra una nueva forma del quehacer antropológico. El autor desafía los presupuestos clásicos de ésta ciencia y por medio de las narraciones de su trabajo de campo promueve una idea radical en su momento: observar los fenómenos antropológicos como textos.   Lo anterior nos invita a pensar en un cambio en la formación epistemológica sobre la cual se yergue la ciencia antropológica; el objeto de estudio deja de ser claro, definido e independiente del observador para ahora comprenderse como una entidad un tanto más difusa y formada a partir de la vista del estudioso de la cultura.

(más…)


¿El cambio empieza por uno mismo?

En las últimas semanas  muchas personas que no apoyan a los movimientos sociales originados por el descontento de la imposición electoral, han compartido y difundido  imágenes que aluden a que el cambio social empieza por uno mismo. No critico a quienes consideren que esta es una mejor opción la movilización colectiva, pero creo que deberíamos reflexionar un poco más sobre lo que presupone esta campaña en contra de la acción colectiva.

(más…)


Propuesta de algo llamado Estudios Simbólicos

Antes de comenzar  propiamente este humilde comentario, debo señalar que este texto no es más que un producto del ocio y de mis inquietudes intelectuales. Esto es más un ejercicio para aclarar mis ideas que una propuesta  formal de diseño curricular. Mis indeterminaciones y vacíos en mi propio pensamiento me compele a llevar a cabo un ejercicio como este. No pretendo que se me tome en serio y dicho sea de paso, mi única formación en diseño curricular es lo poco o mucho que he aprendido formando los planes de estudio para una universidad  en plena formación. Es por esto que pido la compasión de quienes se desempeñen profesionalmente en este campo.

(más…)